Arqueologia en directe: aventura a Efes (IV de VI)

Com es viu per dins una excavació arqueològica?

Horacio.jpg

Horacio Gonzalez

Aquesta setmana seguim amb el nostre convidat al blog,  l’Horacio González, un jove investigador en formació de l’ICAC que, com ja us vam explicar en aquest post,  col·labora amb l’Institut Austríac d’Arqueologia en les excavacions a la ciutat grecoromana d’Efes (Selçuk, Turquia). Llegiu aquí la primera part de l’aventura,  i aquí l’entrega just anterior a aquesta. I sobretot, no us perdeu les seves peripècies!

 

¡Hola de nuevo!

Sebasteion de Aphrodisias.JPG

Sebasteion de Afrodisias

Este viaje lo había organizado Christian, que trabaja en la unidad gráfica del ÖAI y que también realiza alguna labor en Afrodisias. Tuvimos la suerte de contar con la presencia de Andy Leung, un arquitecto norteamericano que lleva veinte años trabajando en Afrodisias y que nos quiso acompañar a pesar de que en estos momentos está trabajando en la reconstrucción de un patio de peristilo en la casa aterrazada 2 de Éfeso. Después de conducir dos horas y media hacia el interior, llegamos a la capital de la Caria tardoantigua, donde nos esperaba la gente de la Universidad de Nueva York que dirigen las excavaciones desde hace más de 60 años.

Estadio de Afrodisias.JPG

Estadio de Afrodisias

He de decir que si Éfeso impresiona por su majestuosidad y por los materiales que aquí encontramos, Afrodisias te embriaga según llegas al yacimiento. El secreto de su encanto reside en dos hechos: El primero, que está excelentemente conservada porque únicamente había un pueblecito sobre ella, que con el inicio de las excavaciones a finales de los 50 fue trasladado a las afueras de la ciudad antigua. El segundo,  que es una ciudad de mármol. Sus enormes canteras, donde se extrajeron bloques de una gran calidad que entre otros lugares también llegaron a Tarragona, hicieron que en épocas posteriores realmente no fuera muy necesario reutilizar los bloques de mármol de templos, ágoras y baños públicos para construir otros edificios, o peor aún, para quemarlos y obtener cal, cosa que desgraciadamente suele pasar en la mayor parte de los yacimientos con ocupación posterior.

Andy y Horacio discutiendo sobre el calzado de Nerón en el museo de Aphrodisias.JPG

Andy y Horacio discutiendo sobre el calzado de Nerón en el museo de Aphrodisias

Visitamos toda la ciudad, aunque Andy decía que sólo eran los highlights, y el magnífico museo lleno de esculturas que, sin exageración ninguna, creo que nada tienen que envidiar a las del Louvre, British, Pergamon y otros museos europeos. Las explicaciones de cómo habían sido encontradas las cosas y de cómo se habían puesto en pie muchas de ellas, nos ayudó muchísimo a entender mejor la historia de Afrodisias y el desarrollo de sus excavaciones. También a darnos cuenta de que hoy en día es un verdadero laboratorio para aquellos que se dedican a la arquitectura grecorromana, donde no hacen ningún tipo de falta las imaginativas reconstrucciones en 3D ya que lo tienes todo in situ.

Los últimos lugares que visitamos fueron el espectacular templo de Afrodita y el estadio con capacidad para unas 40 mil personas, todo ello sin apenas turistas, ya que la ciudad “solamente” recibe unos 300 mil visitantes al año, una pequeñez si lo comparamos con los 2 millones que tenemos en Éfeso.

Con la visita a Afrodisias me despido de vosotros hasta la próxima semana, cuando os contaré cómo han ido las cosas por este rincón del Mediterráneo cargado de piedras y cacharros. Hoscakal, auf wiedersehen, hasta la próxima.

Horacio González
Investigador en formació de l’ICAC

 

 

Comparteix

    Etiquetes: , , , ,

    Comentaris

    Escriu un comentari

    (*) Camps obligatoris

    *

    Normes d'ús