Arqueologia en directe: aventura a Efes (II de VI)

Com es viu per dins una excavació arqueològica?

Horacio.jpg

Horacio González

 Aquesta setmana seguim amb el nostre convidat en aquest blog,  l’Horacio González, un jove investigador en formació de l’ICAC que, com ja us vam explicar en aquest post,  col·labora amb l’Institut Austríac d’Arqueologia en les excavacions a la ciutat grecoromana d’Efes (Selçuk, Turquia). Des de dimarts passat i durant tres setmanes l’Horacio ens anirà explicant, en forma de diari de viatge, les seves aventures a la missió arqueològica d’Efes:  li farem arribar els vostres comentaris i preguntes, i sobretot, no us perdeu les seves peripècies! Llegiu aquí la primera part de l’aventura.

Terrace Houses, Ephesus.

Casa romana amb terrassa, Efes (Turquia) Foto: Rita1234 a Wikimedia

Tras andar unos metros y decir las palabras mágicas de “Kazi Evi” lo menos 3 o 4 veces para que los que viven del turisteo te dejen tranquilo, me planté en la magnífica residencia del ÖAI en Selcuk. Es un complejo mediterráneo muy griego (de hecho fue construido en el siglo XIX, antes de la expulsión de la población griega en la mal llamada guerra de la independencia) con varios edificios con porche en torno a tres patios muy mediterráneos. Lo primero que hice fue presentarme ante la directora del Instituto, la doctora Sabine Ladstätter, quien me recibió perfectamente y con quien me tomé otro té hablando de cómo había ido el último año, en el que entre otras cosas le habían otorgado el premio a mejor investigadora del año en Austria, algo que considero un ejemplo para todos nosotros y, sinceramente, da fuerzas para seguir en este oficio. Después de esta charla pasamos a tratar el tema del trabajo de esta campaña, en la que debido al estado avanzado de mi tesis y a distintos compromisos, estaré menos tiempo del que me hubiera gustado. Lo primero que me dijo es que había que terminar con el material de dos pequeñas estancias de la casa aterrazada 2 (Hanghaus 2), que presentaban poco material pero completarían la visión que  teníamos con el trabajo realizado el año pasado. Pero enseguida me comentó que lo que le interesaba de verdad era que trabajara las ánforas de las últimas excavaciones en la zona del puerto y la necrópolis adyacente, ya que con ello y con su trabajo sobre los demás tipos cerámicos, podríamos progresar enormemente en el entendimiento de las actividades comerciales efesias entre los siglo V y VII d.C., un periodo en el que la ciudad vuelve a vivir un momento de auge de la mano de los primeros emperadores bizantinos.

L'investigador en formació de l'ICAC, Horacio González (esquerra), amb el seu equip a l'excavació d'Efes (Turquia)

 Así que tras darme una ducha y comer algo, me dirigí al depósito a empezar el trabajo, no sin antes  saludar a Tomas Hinterman, un buen amigo suizo que está acabando su doctorado sobre la difusión en el Egeo de un tipo de cerámica local específico de época augustea y julio-claudia, y a Niki Gail, el fotógrafo del ÖAI y uno de mis mejores amigos en Éfeso, cuya ayuda nos es indispensable para todos los que aquí trabajamos.

 Este año cuento con la ayuda de tres estudiantes, Ütku, Nicole y Reinhart, que dibujan y ordenan todo el material del puerto. Ütku acaba de terminar sus estudios en la Universidad de Bursa y  es un excelente dibujante, Nicole viene de la universidad de Michigan pero se crió en Austria, mientras que Reinhart está acabando sus estudios en Viena. Los tres están siendo de gran ayuda en mi trabajo y son una buena muestra de que las condiciones para trabajar aquí, son excepcionales.

Dipòsit de l'excavació d'Efes amb caixes plenes d'àmfores per estudiar

 El resto de la semana ha transcurrido conforme a la ingente cantidad de material con la que me he encontrado, ya que cada día los chavales me daban nuevas cajas llenas de ánforas, lo que ha hecho ampliar (voluntariamente) mis horas de trabajo. Viendo la enorme masa de ánforas locales que tenemos, no me extraña que nos encontremos ánforas efesias por todos lados, incluidas todas las que llegan a Tarragona en los siglos V y VI. El horario marcado para trabajar hace que empecemos a las 7 de la mañana, con una pequeña pausa a las 10 para tomar un té y parando para comer a las 12. La vuelta al trabajo es a las 13 y hay una nueva pausa a eso de las 15, acabándose en teoría la jornada a las 17, aunque tanto Tomas como yo nos estamos quedando hasta las 18.30-19, cuando Mahmut viene a cerrar el depósito y se ríe de nosotros diciendo que dejemos de trabajar y nos pillemos un dolmus (microbuses comunitarios) para ir a la playa, que ya está bien de prestarle atención a los cacharros. A las 19.30 se cena y después solemos ir a algún café en la ciudad a tomarnos algo viendo la Eurocopa, aunque en ocasiones nos vamos a cenar un buen pide o un kofte a algún restaurante.

 El fin de semana se trabaja el sábado, pero sólo hasta la hora de comer, aunque ayer aproveché después de comer un par de horas para acabar de determinar unas piezas muy chulas que provienen  del Mar Negro.

Lili, Cristian i l'Horacio a Efes, anant cap al concert

 Como ya os he comentado, este fin de semana ha sido bastante especial, debido a la visita del presidente y el ministro austriaco, acompañados del embajador y de todo un séquito de personalidades turcas, como el presidente de la región, los alcaldes de las principales ciudades de la zona y gente del ministerio de cultura de Turquía. El motivo de la visita, aparte de estrechar los lazos entre ambos estados, ha sido que se cumplen 50 años del descubrimiento de las casas aterrazadas de Éfeso, unas increíbles viviendas situadas en el centro de la ciudad romana, que conservan varios metros de alzado con todo tipo de decoración de las paredes y mosaicos. Yo personalmente, a pesar de las excepcionales medidas de seguridad (han venido hasta los Cobra, una especie de geos austriacos), estoy encantado de la visita, ya que el sábado por la noche nos invitaron a un cóctel seguido de un concierto de música clásica en la misma biblioteca de Celsio, un marco  excepcional, que como no podía ser de otra forma acabó con una polca de Strauss.

 El domingo vinieron todos a comer con nosotros al instituto y a mi me tocó en la mesa del ministro y su mujer, entre otros junto a Sinan (el conservador jefe de Éfeso) y mi amiga Lili, que ha excavado un odeón en el temenos (recinto sagrado) del Artemision (templo de la diosa Ártemis). La doctora Ladstätter me ha presentado como Herr González, nuestro especialista en ánforas, y la verdad es que el ministro se ha mostrado como una persona muy afable e interesada en nuestro trabajo. Con el presidente también he llegado a tener unas palabras, aunque éste se ha interesado más por la alineación de España contra Croacia y me ha dicho que ha apostado por que España gane la Eurocopa.

 Después de contaros esto, me despido de vosotros hasta la próxima semana, se está haciendo de noche y las cigüeñas del templo ya han regresado a su nido, es hora de pensar en irse retirando que mañana a las 6.20 hay que levantarse para seguir analizando las corrientes comerciales del mundo tardoantiguo… quien sabe, tal vez mañana sea el momento en el que me encuentre con algún ánfora tarraconense.

Continuarà la setmana que ve….

Horacio González
Investigador en formació de l’ICAC

Comparteix

    Etiquetes: , , , ,

    Comentaris

    Escriu un comentari

    (*) Camps obligatoris

    *

    Normes d'ús